Para tu planeación estratégica…

Por: Armando Villa

Tiempo de lectura: 3 min


Imagina que eres el piloto de un avión de con capacidad para 250 pasajeros, por lo tanto, de tus “habilidades de piloto” depende la vida de cada pasajero.

Para poder mantener tu vuelo, desde el despegue hasta el aterrizaje, debes tener a la mano información confiable tanto interna como externa del avión. Esa información es relevante para que puedas tomar acciones en el momento preciso, y además debes de contar con un copiloto de absoluta confianza que te ayude a llevar el vuelo.

Primeramente, debes conocer aspectos básicos del avión, como su peso y tamaño, modelo, características principales, fortalezas y debilidades. Ya en vuelo debes tener información sobre su temperatura y estado de los motores, estado de las alas, presión interna, velocidad, combustible y su rendimiento por km, etc. Pero también es importante que consideres los factores externos que se presentaran durante tu trayecto y que no dependen de ti, como son clima, (Lluvia, tormenta, vientos, etc.), tráfico aéreo, entre muchos otros.

Ya con toda esta información, podrás aplicar tus “habilidades de piloto” combinando la experiencia y los datos para Interpretar esa información interna y externa, no es igual ir a una velocidad de 100 km por hora, cuando el avión esta a 500 o 30,000 pies de altura.  Si tu velocidad aumenta, pero la altitud disminuye, ¡¡¡¡¡¡Aguas te va a estrellar!!!!!!

Lo mismo sucede con las empresas, si solo se dedican a interpretar sus datos internos, difícilmente tomarán las decisiones correctas si no tienen visualización de lo que sucede en el exterior. Por ejemplo, ¿sabes la situación actual de tus clientes?, ¿cuáles son los más fuertes y leales?, ¿cuáles son lo que te seguirán comprando?, ¿cómo se comportan los clientes y los proveedores de tus clientes?, ¿Estarán en operación los próximos 2, 5, 10 años?

Con los proveedores pasa igual, ¿cuál es la situación de tus proveedores? ¿los clientes de tus proveedores?, ¿Los proveedores de tus proveedores?, ¿hay algún riesgo identificado que te indique que debes de cambiar de proveedor?, ¿Estarán en operación los próximos 2,5,10 años?

Es importante no descuidar la información externa, en estos tiempos donde la información está por todos lados, no debes de menospreciarla, involucra a tus equipos de analistas para comenzar a cruzar la información, y tomar decisiones anticipadas que te permita evitar sorpresas, eficientizar tus gastos y por consecuencia incrementar tus ingresos y utilidades. Comiencen a crear estrategias y a dar seguimiento puntual para confirmar la eficiencia de la estrategia y ajustar cuando sea necesario.

Hoy en día existen varias plataformas de BI que pueden apoyar en este nuevo reto, es muy importante que te apoyes en una consultoría especializada para estos temas y con amplia experiencia en estos temas. El equipo te Business Intelligence de Nubaj está a tus órdenes.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *